No termino de entender con quién se pelea ahora el presidente del Cabildo de Gran Canaria. Se trata de un interrogante que a su vez me conduce a otro: ¿por qué Antonio Morales anda tan crispado de un tiempo a esta parte? Su enfado monumental, ¿se dirige a los empresarios que se expresan en el ejercicio de su libertad, a los medios de comunicación que recogen esas opiniones, a los alcaldes y alcaldesas que se atreven a expresar un criterio propio? Sin duda el presidente del Cabildo tiene un problema serio de percepción de la realidad, y muestra una poco saludable alergia a las opiniones que difieran de la suya. Esto en principio es un problema para el propio Antonio Morales, pero la cosa empeora tratándose del primer representante de la institución insular por definición, nuestro querido Cabildo.

Una tentación muy extendida en la política española es la de hablar no en nombre de uno mismo o de las siglas que representa, sino de toda la sociedad. Antonio Morales es, me temo, uno de los ilustres afectados por este vicio. Debe haber concluido que por ser presidente del Cabildo ostenta el derecho exclusivo de hablar en nombre de toda Gran Canaria. Son frecuentes sus excesos en este campo, pronunciados además con cierta solemnidad. Pero también debe saber el presidente del Cabildo que tanta pompa no refuerza los argumentos que emplea en relación con asuntos diversos; al contrario, el boato es la confirmación de su escasa solvencia. Además hay un problema mayor: quien se atreve a hablar en nombre de todos termina por tolerar de mala manera cualquier opinión discrepante, como hemos comprobado nuevamente esta semana. Esta ocupación sistémica de la opinión pública y publicada tiene que ver más con el absolutismo que con una sociedad del siglo XXI en una isla tan dinámica y plural como Gran Canaria.

¿Qué han dicho los empresarios que resulta tan irritante a los oídos del presidente del Cabildo? Pues lo que mucha gente en Gran Canaria tiene bastante claro. Han dicho, con respeto exquisito, que el nivel de actividad y gestión del Cabildo puede y debe mejorar. Han dicho que resulta absurdo y contraproducente utilizar las instituciones como herramienta de metralla política y confrontación. Quizá alguien gane a corto plazo, pero toda la sociedad pierde. El Cabildo tiene que pelear por la mejor posición posible en la distribución de los recursos del IGTE, pero debe hacerlo por el camino de la excelencia, no de la bronca innecesaria con el Gobierno de Canarias, que ha lanzado una apuesta por el diálogo en la definición de los proyectos más eficaces para la consecución de un objetivo común: la modernización del tejido productivo isleño y la creación de puestos de trabajo. En lugar de dedicar tanto tiempo a silenciar voces críticas, dentro y fuera de esta isla, Antonio Morales debería dedicarse a garantizar que la isla de Gran Canaria concurre al desafío común del Plan de Desarrollo de Canarias con los proyectos más útiles y ambiciosos. Su misión, por tanto, es trabajar, no enredar; es conciliar, no dividir.

La cosa empeora si añadimos que la reacción irascible del presidente del Cabildo se dirige no sólo contra unos portavoces del empresariado definidos despectivamente como caracoles al sol. El penúltimo episodio tiene que ver con la posición defendida por los representantes electos de tres municipios grancanarios que han osado renunciar al frentismo como estrategia de actuación en relación al Plan de Desarrollo. Eso les ha valido, al parecer, la condición de sospechosos. Pero, ¿sospechosos de qué? Lo que Firgas, San Mateo y Mogán exponen son prioridades ciudadanas que, de acuerdo a su criterio, pueden ser incluidas entre los criterios del Plan de Desarrollo con cargo a los fondos del IGTE. No se les puede culpar de ello, ni se les puede tildar de insolidarios, porque no lo son. El presidente del Cabildo se equivoca gravemente si plantea el debate interno en la isla en el tan manido argumento del “conmigo o contra mí”. No debería caer en la tentación cesarista, un camino por lo demás abocado al fracaso en una sociedad como la de Gran Canaria, que convive de modo natural con el contraste de pareceres, incluso con la disidencia. Lo último que tolerará esta isla es la manipulación de su Cabildo para dividir la isla entre buenos y malos. Así que, señor Morales, menos gritos y más humildad.

(*) Pablo Rodríguez Valido es diputado de Coalición Canaria por la isla de Gran Canaria

Pablo Rodriguez en ParlamentoEl diputado del Grupo Nacionalista Canario por Gran Canaria, el teldense Pablo Rodríguez, ha preguntado al Gobierno por dos asuntos que afectan directamente a las pequeñas empresas de Canarias. Una de las preguntas está relacionada con el Programa Reindus, que financia proyectos industriales o de modernización del sistema productivo; y una segunda, sobre nidos de empresas de biotecnología.

En su contestación, el Gobierno ha informado de las propuestas elevadas a la Conferencia Sectorial de Pymes e Industria sobre el Programa Reindus que se centran en eliminar el requisito de la garantía del 10% del importe del préstamo en el momento de presentar la solicitud, ajustar los tipos de interés del préstamos a los de mercado (principalmente en aquellos proyectos que obtengan una clasificación de satisfactoria para evitar causar un perjuicio competitivo frente a otras empresas que sí pudieran logran financiación bancaria); ampliar los criterios de evaluación y clasificación de los proyectos; incluir a la hora de puntuar, además de la solvencia económica, la innovación, la aportación a la diversificación de la industria y la creación o mantenimiento del empleo; y, por último, eliminar las restricciones impuestas en cuanto a los límites de la financiación pública, de manera que las empresas puedan compatibilizar el Programa Reindus con otras ayudas.

Asimismo, el Gobierno trasladó al diputado que solicitó que la convocatoria permanezca abierta a lo largo del año para permitir al empresario una mejor planificación a la hora de elaborar y ejecutar el proyecto.

Unidad de promoción de emprendedores
Por otra parte y sobre los nidos de empresas, el Gobierno ha informado de que se proyecta, a modo de experiencia piloto, la creación de una Unidad de Promoción de Emprendedores en el ámbito de la biotecnología, la UPE-BIO.

El objetivo del proyecto es capitalizar la experiencia adquirida en los últimos años por organismos como el ITC en la gestión de políticas de promoción de nuevos proyectos empresariales y de los denominados nidos de empresas, centros en los que jóvenes emprendedores y emprendedores acceden a infraestructuras y servicios básicos en las primeras fases de sus proyectos empresariales.

La UPE-BIO es una paso más en esta estrategia, un intento de crear un nuevo modelo hasta ahora no explorado, de promoción empresarial a través de la conexión entre el sistema público de I+D y el tejido productivo de las islas, un nuevo sistema que garantice un mayor retorno de la inversión pública en ciencia, a través de transferencia tecnológica y la puesta en valor de nuestros centros públicos de investigación, abriendo sus puertas a las empresa de las islas.

Foto-Roque-Aldeano-11-12-15-1024x683 El candidato de Coalición Canaria al Congreso de los Diputados por la provincia de Las Palmas, Pablo Rodríguez, defendió hoy en el encuentro que mantuvo con los miembros del Foro Roque Aldeano que, “el Estado no puede continuar poniendo en riesgo no  sólo a los aldeanos y al conjunto de los grancanarios con su incumplimiento con el convenio de carreteras”.
Rodríguez, que estuvo acompañado por la candidata al Senado, Beatriz Calzada, insistió en que la carretera de la Aldea es mucho más que una carretera, es “ una cuestión de seguridad”, además de, “un proyecto económico y social de vital importancia”. El nacionalista denunció que a la misma vez que el Gobierno de España negaba a Canarias los recursos que le correspondía en el convenio de carreteras, “invertía 100 millones de euros para poner wifi en el AVE en la Península”.
Asimismo, el candidato anunció que luchará desde el Congreso para que el Estado cumpla y una vez finalizada la primera fase de la vía,  en 2016, aporte los recursos para que pueda comenzar  la segunda, priorizando el túnel de Faneque.
El candidato sostuvo que “ es una auténtica injusticia que un sólo barco gallego perciba más toneladas que todos los del Archipiélago”.
 
El candidato de Coalición Canaria al Congreso de los Diputados por la provincia de Las Palmas, Pablo Rodríguez, sostuvo hoy en una reunión mantenida con representantes del sector de la pesca en las Islas que   exigirá al Estado que, “asigne a la flota canaria el aumento íntegro- cerca de 400 toneladas-  de la cuota de pesca de atún rojo”, autorizada recientemente por  Europa.
Rodríguez defendió que es una injusticia que “sólo un barco gallego tenga la misma cuota que toda la flota de las Islas”, y anunció que defenderá en el Congreso de los Diputados que se establezca un nuevo reparto de la misma. “ El Estado ha asignado una cantidad más que escasa hasta el punto que, por ejemplo, el año pasado la cantidad se agotó en un solo día”, dijo.
Además, el nacionalista afirmó que “el Gobierno central tiene ahora una oportunidad de compensar la deuda histórica que tiene con Canarias”,  y apuntó que luchará para que  se haga un nuevo reparto y que Canarias pueda alcanzar un mínimo de 350 toneladas, un  incremento importante teniendo en cuenta que en la actualidad sólo percibe 34.
Pesca 2
En este mismo sentido, Rodríquez explicó que la flota atunera canaria es la única artesanal, con lo que es mucho más respetuosa con el medio ambiente, y Europa establece que este factor debe primar en el reparto. “Además muchas familias de las islas dependen de esta actividad, con lo que también estarían justificados los criterios sociales y económicos que establece la Unión”  dijo, criterios objetivos que no han sido tenidos en cuenta por el Gobierno central.
En otro orden, Rodríguez informó que también defenderá que se revise el acuerdo entre la Unión Europea y Mauritania para autorizar la descarga de pelágicos y cefalópodos en el Puerto de Las Palmas. Ambas cuestiones,de fundamental importancia para el sector pesquero y para el desarrollo económico de las Islas, se eliminaron del convenio en  el 2012.  Exigir  financiación adicional y anual al POSEI-Pesca  de manera que se puedan compensar en un 100% los sobrecoges estructurales también figura entre las propuestas de los nacionalistas.
El candidato sostuvo que “no se entiende que para los grancanarios sea más barato viajar a Londres que a La Palma”.
Rodríguez afirmó que “ los canarios no olvidan que Soria nos obligó a viajar con el certificado de residencia bajo el brazo”.
El candidato de Coalición Canaria al Congreso de los Diputados por la provincia de Las Palmas, Pablo Rodríguez, sostuvo hoy que exigirá al Estado que aumente el descuento de residencia para los canarios hasta en un 75% entre islas no capitalinas, “ no se entiende que para los grancanarios sea más barato viajar a Londres que a La Palma”, defendió.
 Foto encuentro taxi 1
En este sentido, el candidato subrayó que, “los canarios no olvidan que José Manuel Soria nos obligó a volver a viajar con el certificado de residencia bajo el brazo como sí fuésemos unos defraudadores”. Además, el nacionalista denunció que el sistema de acreditación de residencia automática, SARA, puesto en marcha por el Estado es “un  auténtico fracaso” y afirmó que prueba de ello es que hace apenas unos días, “miles de canarios no pudieron viajar o se vieron obligados a pagar el 100% del precio del billete por un nuevo fallo del Sistema”.
Rodríguez exigirá al Gobierno de España que activen la obligación de servicio público, de forma que exista un precio máximo para las compañías que operen en los trayectos Canarias-Península. “ El transporte es un servicio esencial para garantizar la cohesión social y económica del archipiélago”,  y añadió,  “el Estado debe reconocer nuestras singularidades y eliminar las diferencias que, por lejanía, suponen los precios en el transporte aéreo, especialmente en fechas señaladas”.
 Foto encuentro taxi 3
Asimismo,  Pablo Rodríguez anunció que  luchará en el Congreso de los Diputados para “ampliar a todos los países de la UE del descuento de residente en el billete aéreo para los que vivimos en Canarias”.
El nacionalista mantuvo también hoy una reunión con representantes del sector del taxi en los municipios de Telde e Ingenio, quienes sostienen un conflicto abierto con el Cabildo grancanario desde que su presidente, Antonio Morales, ratificase hace apenas unas semanas la declaración de área sensible en el Aeropuerto de Gran Canaria.
G75A7062
Pablo Rodríguez critica que PP y PSOE “defiendan aquí la recuperación de estos espacios y se olviden al llegar a Madrid”.
Gustavo Viera demandará para la Isleta, Confital y Las Coloradas “una gran zona verde”.
El cabeza de lista de Coalición Canaria al Congreso de los Diputados por la provincia de Las Palmas, Pablo Rodríguez; y el candidato al Senado por Gran Canaria, Gustavo Viera, señalaron este miércoles que la recuperación de la Base Naval y el área militar de La Isleta-Confital para los ciudadanos de Las Palmas de Gran Canaria será “un objetivo irrenunciable” para los nacionalistas.
Al respecto, Pablo Rodríguez señaló que “ni PP ni PSOE han cumplido, ya que, ambas fuerzas han defendido aquí la desmilitarización de estos espacios, pero se han olvidado de sus compromisos al llegar a Madrid”.
Rodríguez sostuvo que la recuperación del espacio que ocupa la Base Naval “es imprescindible desde un punto de vista estratégico para impulsar un desarrollo económico y social de la Ciudad”  y agregó que “la propuesta de CC es seguir la línea de lo ya han hecho la mayor parte de países de nuestro entorno, que no han dudado en retirar sus bases e instalaciones militares de todas las ciudades, reubicándolas en espacios alejados de núcleos poblacionales”.
En este sentido, apuntó que “tampoco conocemos en España otro caso de grandes ciudades donde permanezcan aún dos grandes instalaciones militares” y se refirió de forma concreta a la Base Naval, un espacio que hoy es “necesario para que crezca nuestra base de cruceros, para que sea aún más competitiva y para recuperar de forma firme y decidida el frente marítimo para Las Palmas de Gran Canaria”.
IMG_7809
Por su parte, el candidato de Coalición Canaria al Senado, Gustavo Viera, aseguró que “toda la zona protegida de la Isleta, Confital y Las Coloradas debe ser la gran zona verde de la ciudad, recuperando los yacimientos arqueológicos, la gran biodiversidad, promoviendo la actividad turística cultural, de ocio así, como deportiva, para la ciudadanía y para los turistas, entres otros, los cruceristas, lo que permitiría generar actividad económica y puestos de trabajo en la Ciudad”.
 
Asimismo, Viera se refirió al impacto de las maniobras militares realizadas en La Isleta y que sobresaltaron a los vecinos de este barrio y recordó que “el área militar ocupa 35 hectáreas, gran parte de ellas destinadas al desarrollo de maniobras. No es propio de una ciudad moderna, que tiene, además, un gran potencial turístico, especialmente en la zona de Puerto-Canteras que convivan estas situaciones”, sentenció.

Triana 3El candidato nacionalista aboga por “un compromiso de todos que deje fuera los intereses partidistas”

El cabeza de lista de Coalición Canaria al Congreso de los Diputados por la provincia de Las Palmas, Pablo Rodríguez, defendió este martes “un gran pacto por la Educación que sea la suma de todos y que, de una vez por todas, deje al margen los intereses partidistas que han marcado las distintas reformas educativas, un total de 7 en los últimos 35 años”.

Rodríguez insistió en “la necesidad de implicar a todas las fuerzas políticas y a los agentes sociales para dotar de la necesaria estabilidad al sistema educativo, como paso previo a un gran pacto de Estado”.

El candidato de CC aseguró que para adoptar todas las reformas necesarias “es imprescindible incrementar de forma progresiva la inversión del Estado en materia educativa hasta alcanzar la media de los países de la Unión Europea”. “Invertir en Educación es invertir en el futuro y en Canarias”, agregó.

Otra de las demandas que llevará a cabo la formación nacionalista a tras el 20 de diciembre al Gobierno de España que resulte de las urnas será “la transferencia de la gestión de los programas de becas del Ministerio de Educación al Gobierno de Canarias”, así como, “potenciar medidas que permitan aumentar la proyección internacional de las universidades canarias en el África cercana, concretamente a los países considerados prioritarios en el ámbito de cooperación canaria, es decir, en Marruecos, Mauritania, Senegal y Cabo Verde”.

Pablo Rodríguez insistió en que “se han perdido demasiados años en reformas estériles que han hecho que generaciones como la mía hayamos pasado por distintos sistemas educativos y –agregó- que no es una cuestión del concepto de Educación del PP o del PSOE, es una cuestión de futuro y de progreso”.

 

 

 

Gabinete de Comunicación de Coalición Canaria